martes, 9 de junio de 2015

De los tipos de usuarios del perfume o la "fauna perfumeurs"

Hay fragancias que nos impactan, embelleciendo nuestras vidas y llenando de magia cada momento que, al movernos, sentimos sus efluvios aromáticos. Cuando usamos un perfume queremos que nos acompañe todo el día y por sobre todo, sentirlo y olerlo.


De esta forma, el mundo del usuario del perfume se ha transformado en una especie a parte, que posee sus características propias y sus sub familias…Al final un poco de humor no le hace mal a nadie...

Hay usuarios del perfume que lo utilizan como un acto social, los socio-pefumeurs que lo usan como una extensión o, en algunos casos, un sostén para la personalidad, esas son las personas que solemos oler a metros de distancia (aún cuando quedan muy pocos perfumes que tengan esas características) y que, generalmente, no queremos a nuestro lado en un espacio reducido. Son los que piden fragancias para “conquistar con buena estela y duración”; creo que todos pasamos por esa fase en algún momento de nuestra experiencia perfumística. Su obsesión: que le digan “que rico hueles”


Por otro lado están los snob perfumeur: los aspirantes a las fragancias de renombre consumen perfume como un bien que denota poder adquisitivo…Chanel, Dior, YSL, Armani, Paco Rabanne;  marcas, marcas y más marcas. Es bueno si es caro y de marca reconocida … por supuesto. El snob gasta un buen dinero en sus adquisiciones que, generalmente son uno do dos y, rara vez los cambia (aunque puede volverse un hipster neo perfumeur…el primer paso para este cambio: Tom Ford)….existen casos extraños que se dedican a construir una colección numerosa. Su obsesión: que le digan “ qué perfumes usas”

El hipster neo-perfumeur  y el hipster vintage-perfumeur. En el primer grupo están los adictos al niche. Deniegan de todo lo mainstrean y observan embobados las creaciones de Etát, Lutens, by Kilian, MFK, Monegal…etc, etc,etc, hasta la eternidad. Hoy el mercado niche está tan bien posicionado que todas las marcas se están volviendo hacia el…ejemplos: Armani o Dior Priveé, Les exclusives de Chanel, Oriental collection de YSL o más. El hipster neo es una evolución del snob.. si el personaje en cuestión es de latinoámerica,  viajar a Paris o un amigo que lo haga, es su obsesión; y si es de Europa, la preocupación se centra en el cupo de la tarjeta de crédito.

Hipster-vintage, o sea yo, criatura que anda a la caza de cualquier perfume que haya sido fabricado antes del 2000. Persigue clásicos y no reformulados como Indiana Jones a la esmeralda pérdida…reconoce códigos de barras, cajas y botellas y, sobre todo, diferencia detalles que nadie más ve. Aprecia olor, color, textura, cosecha y un sin fin de detalles que, no poseen importancia vital; su obsesión….un Narcisse noire de 1911 o un Mitsouko no reformulado…llorarán ante una botella de Chypre de Coty.

El utilitarista-perfumeur o el usuario que desea oler bien; son todos los demás. Generalmente se guían por su instinto, son infieles al perfume y lo utilizan sin hacer distinción de marcas o fragancias. Se ajustan a su gusto y, generalmente, compran un perfume recién probado....usan el mismo perfume para distintas ocasiones…su obsesión solo algo que los haga oler bien.

El fetishista-perfumeur es un usuario fiel y recatado. Ama su perfume debido a los años que lo lleva usando, es reconocido en base a un olor determinado y, generalmente, todos sus objetos huelen como él….ha utilizado tanto un perfume que a logrado crear un halo oloroso a su alrededor. Hay algunos miembros de la familia que han evolucionado de ser mono fetichistas o pluri fetichistas, es decir, han elegido dos, tres o cuatro fragancias que se adaptan a ellos y los usan en relación a sus distintas actividades o estados de ánimo. Se reconocen porque, si le regalas un perfume distinto a sus favoritos, los guardan por años hasta que, un familiar (generalmente hipster en alguna de sus variantes), se termina adueñando de ellos.

En los tiempos que corren actualmente, esta última especie, en todas sus variantes, está en peligro de extinción…cada vez, más perfumes están siendo reformulados,  sea por el motivo que sea, pero están cambiando sus estructuras y/o ingredientes y, por lo mismo, ya no huelen igual, lo que se traduce en una escasez de alimento y una afectación de su hábitat. Adaptarse o morir es la primera máxima de la ley de evolución.


¿Cuál será el de cada uno…?

8 comentarios:

  1. Lo reconozco utilitarista perfumaer snif ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajajaj Babik...pero pasarse al lado oscuro es fácil. Uno empieza con uno...luego dos, de ahí tres...hasta que no te das cuenta que los necesitas todos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ajajajaja fue un desvarío literario nada más...
      Aún no doy con tu perfume pero, me da la impresión que es de catálogo (tal vez un Mary Kay). Sigo buscando.

      Eliminar
  3. Soy del último grupo y temo temola desaparición de mi Cabotine! Lo amo <3 Exelente blog! Saludos :)

    ResponderEliminar