jueves, 1 de octubre de 2015

Dior Addict en sus múltiples reformulaciones....o esa vainilla adictiva y sensual...

En mis aventuras olorosas me he dado cuenta que las fragancias que poseen vainilla, como nota predominante, siempre se estructuran hacia dos grupos principales; por un lado está la vainilla cándida, inocente y algo infantil que posee remembranzas de los dulces de la tierna infancia: Kenzo Amour o Hypnotic Poison, por nombrar algunas que pertenecen a este conjunto y, por otro lado, está la vainilla sucia, hiriente y animálica, con trazos de cuero y humo presentes en Shalimar o bien, picantemente florales y narcóticas como este Addict de Dior.

Mi historia con Addict es reciente y hasta cierto punto anecdótica y se conecta con otro Dior emblemático: Dolce Vita.

Imagen extraída de: porvenirc.files.wordpress.com


Caminado por ahí, en una calle de esta nueva ciudad en la que vivo, entré a una pequeña perfumería atraído por la presencia de un Dolce Vita del 95, como no tenían tester y recordaba vagamente el aroma, no me decidí a comprarlo y en resumen, me fui sin el. Cuando volví, convencido a arriesgarme y así,  añadirlo a mi colección, ya no estaba. No creo que exista una frustración más grande para un coleccionista que perder, por inseguro, una valiosa pieza.

Entre muchas otras cosas que allí había, me tope con Addict  en su versión actual de Eau de Parfum reformulada de 2014 y, como no había pensado tenerlo, no me informé de el y me guíe solo por mis ansias de añadir otro Dior a mi colección. Me lo dieron a probar; el líquido de la botella era ambarino profundo, como el color del cognac y resueltamente especiado, casi aceitoso, me di una vuelta para esperar su secado y me obnubile con el,  olvidando la primera regla de todo perfume: esperar un día para ver su evolución. La verdad es que estaba molesto y frustrado por haber perdido mi Dolce Vita y no quería que me pasara lo mismo con este; pasado 15 minutos de aplicado, lo compré.

Cuando llegué a casa la decepción fue gigante, no era el mismo; el líquido era amarillo, para nada oscuro y aceitoso, su salida más floral-verde, menos picante y narcótica, que el que había probado; con trazos de cítricos, un aire a sabia  y a un jazmín cremoso, luego vainilla y más vainilla.

El perfume que poseo, solo en su salida, es mayormente femenino que el que probé en la tienda, pero a partir de su secado se fue comportando igualmente dulce, vainilloso y floral… pero hay que dejarlo secar.

Meses después de está historia que publiqué en fragantica me tope con la versión Addict de 2002  de la caja plateada con letras rojas y, comparado con la versión que poseo, es el cielo. Aún cuando era mucho más de lo que pensaba pagar mi corazón no pudo dejarlo ir.

Si bien es cierto el Addict original  posee un cuerpo más voluptuoso, más rico y oscuro, casi masculino, el nuevo, no se queda atrás en dulzura e intensidad, sin embargo, su salida es extraña y posee notas que molestan un poco. De todas maneras ambos son perfumes maravillosos y poseen una carga erótica y nocturna que los incluyen en el segundo grupo de las vainillas.

Las tres versiones de Addict, la 2002, la 2012 y la actual 2014, son profundamente diferentes, pero poseen un hilo conductor que los une y que, después de un par de horas de aplicado, hace imposible distinguirlos: la vainilla embriagadora y picante.

Dior Addict original de 2002.
Addict de 2002 es potentemente unisex, casi cruda y oscura, las notas florales son densas y están mezcladas con puntos picantes y algo polvosos. No hay trazos verdes o frescos en su salida, como en el eau de parfum de 2014; y la mezcla de reina de la noche, azahar y jazmín cremoso, dan unas notas que la acercan a la fragancia barroca y carnosa de la  tuberosa, después de esto el  matiz delicado de una rosa aterciopelada y ligeramente clásica, complementan la insolencia de los florales blanco no timidos. Luego tonka, vainilla y sándalo que producen un acorde similar al pesado y balsámico benjuí.

La versión de 2012 se configura con una salida jugosa y frutal,  tal vez debido a la presencia de mandarina, sin embargo, sus notas de corazón y de fondo producen los mismos acordes del Addict original.

Dior Addict 2012.
Finalmente la versión actual, eau de parfum 2014, es absolutamente diferente y mucho más femenina, aun cuando siga siendo fácilmente unisex, que las dos anteriores; entre nota y nota posee una estructura olfatoria mucho más aireada y fácil de llevar. No existen florales profundos y dramáticos de corte nocturno, sino más bien flores blancas, cremosas y cálidas, casi alegres. El acuerdo de vainilla es igual en los tres, sin embargo, en la versión actual su presencia es dúctil, mucho más limpia y cálida. Probablemente la ausencia de tonka y sándalo le resten dramatismo y espesor a los acuerdos finales, aún así, es una vainilla elegante, potente y majestuosa. 

Dior Addict 2014.
Podríamos señalar que tanto 2002 como 2012 son perfumes especiales y nocturnos, mientras que el 2014 se configura como una fragancia de día, con un uso no restrictivo a determinadas ocasiones, como podrían serlo las versiones anteriores.


No es difícil conseguir en el mercado de venta al detalle o en línea versiones de 2012 de Addict, es probable que la fórmula original sea más dura de encontrar, sin embargo,  2012 y 2002 no poseen notorias diferencias, salvo al inicio, por lo que sería una buena forma de conocer la belleza adictiva de este Dior.


6 comentarios:

  1. Koke un agrado volver a leer una agradable historia, sobretodo si uno de sus protagonistas es el maravilloso y escurridizo Vintage Dolce Vita y más aún si era de 1995: su año de lanzamiento. Como dato extra la botella Dolce Vita que te ofrecí también es de los 90'. Recordemos que Dolce Vita es el segundo perfume de mujer basado fuertemente en la nota de cedro ( una madera tradicionalmente de perfumes masculinos), el que llegó primero es el notable Vintage Feminite du Bois - Shiseido de 1992. Bueno quedé con una duda, ¿la persona que compró el Dolce Vita del '95 habrá sabido que era antiguo o solo lo compró por que tenía que remplazar su botella??
    Saludos
    Victor

    ResponderEliminar
  2. Gracias Víctor, como siempre es un honor que me lea alguien como tú, que conoce tanto de perfumes.... Así espero, que el Dolce haya sido llevado por alguien que admire su belleza y recuerdo lo de tu botella; pero espero mi amado Opium, el que me ofreciste.... Es anecdótico que menciones a Femenite, justamente escribo sobre el y la historia que me vincula a la primera fórmula...hace poco probé la versión de Lutens y aún cuando es maravillosa, le falta la profundidad leñosa del Shiseido.
    Un abrazo y gracias, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Exacto, la profundidad de Vintage Feminite, la mezcla de fruta muy madura más una inmensa nota de cedro, la versión de Lutens no la posee. Un ejemplo claro de que un nicho nunca supera a un vintage de la época dorada, ni en calidad de ingredientes y menos en la bella nostalgia. En mi opinión los perfumes nicho están bastante sobrevalorados. Te enviaré un mail.
    Saludos
    Victor

    ResponderEliminar
  4. Así es; creo firmemente que el único valor del niche es que ofrecen estructuras aromáticas distintas a la tendencia actual.... Has probado Arabie de Lutens?, la salida es similar al acuerdo de ciruela negra, madura, voluptuosamente picante que poseía el Femenite Du bois que le regalaron a mi madre y que termine usando yo con sólo 14 años.... Ok espero tus noticias

    ResponderEliminar
  5. Hola, nuevamente escribo acá pero para hablar de Dune, el dulce, vainilla suave, femenino y muy duradero, lo oli por primera vez por allá en el 2000 en versión perfumero de 20 ml que tenia mi tía de Viña del mar, pero a ella no se fijaba, al igual que LouLou que también le gustaba pero no se le fijaba, mi tía le echaba la culpa a las quimios ya que cursaba un cáncer de mama por esos años.
    Un dia de vacaciones en Viña entre a una galería de la calle Valparaíso en la entrada de la tienda Ma 'estampa y habia una señora mayor muy elegante atendiendo y compre un dune mujer y hombre, el Dune de hombre creo que era reformulado porque era como un agua alimonada. Pero el Dune mujer era maravilloso, de vez en cuando lo pillo en mercado libre o en yapo, pero no me atrevo a comprarlos, no sé jajajaja. En Stgo centro hay varias perfumerías escondidas, espero ir con dinero a ver si pillo alguna que otra maravilla.

    atte. Pablo

    ResponderEliminar
  6. Este fue mi perfume preferido durante años cuando descatalogaron Trouble de Boucheron que me acompaño, por mas de 10 años.

    ResponderEliminar