jueves, 16 de julio de 2015

Perfume clásico: Paris de Yves Saint Laurent. Revisión fórmula vintage, eau de parfum y eau de toilette actual.

Año de lanzamiento: 1983
Perfumista: Sophia Grosjman
Estado: Reformulado. Hoy París no huele con la potencia que solía serlo, sin embargo, su espíritu multifloral se mantiene.
Principales notas (o a que huele en mi): rosa cítrica con bergamota ligeramente picante, hojas de violeta y polvo de iris, mimosa y jacinto. Hacia el final punto verde terroso y ligera te húmedo.
Usos: París es un perfume especial que requiere de usos especiales o de un ánimo que se oriente hacia la alegría y el disfrute...no creo que sea un perfume serio sino todo lo contrario, la versión actual se desarrolla festivo y lleno de luz.
Duración y sillage: la versión vintage posee una duración y un sillage propio de todos los YSL clásicos; la versión actual está por muy bajo de eso. La actual eau de toilette y eau de parfum poseen en promedio una duración de seis horas siendo muy potente la primera media hora, luego baja a ras de piel.

Imagen extraída de: vickyale.com.br


El bello Paris, que otro adjetivo podría dársele a un perfume icónico como este. París es bellamente facetado y lleno de elementos que lo hacen representativo de la época de oro de la perfumería, aún cuando Paris haya cambiado en la actualidad, sigue siendo profundamente bello.

Las leyendas que rodean a todos los grandes clásicos de la perfumería, se encuentran repletas  de inspiraciones y sentimientos orientados a la creación de universos conceptuales llenos de elegancia y glamour; se dice que Yves ya tenía elegidos los colores del perfume, rosa y negro, antes de haber aprobado el olor del mismo. De ahí, un paso, una creación multifloral que recuerda un jardín completo, donde las rosas, las violetas, las mimosas e incluso la sabia vegetal de las plantas están cubiertas de rocío. El jardín de mi abuela, una de las personas que me inició en el mundo de la perfumería, mojado después de una lluvia de verano, olía como huele París.

Mi amor por París surge de una devoción maniática por las creaciones de Sophia  Grosjman, me reconozco fans de sus estructuras aromáticas, me gustan todos los aromas creados por esta artista y cada uno de ellos logran transportarme a mundos llenos de magia y belleza (prometo escribir pronto sobre ella y Sun Moon Stars, Beautiful, Eternity, Trésor, Kashaya o  Volupté...perfumes que atesoro en mi colección). No puedo dejar de oler mi piel acariciada por las fragancias que han salido de su imaginación.

Si hablamos de París debemos referirnos, como en todas las fragancias clásicas, a cada versión por separado. La vintage, con su cajita rosa profundo, dorado y negro, es profundamente más rica y con mayor evolución olfativa que la actual y por ende, se desarrollada más lenta y  detallada que la moderna pasando rápidamente de una fase a otra para asentarse rápidamente en los acuerdos base, que suelen ser los más duraderos.

La versión original (probada de una botella de eau de toilette de 1994) es un ramo floral apretado y embriagador que se sucede sin distinción de notas; los florales son profundos y atalcados: rosa, polvo de violeta y mimosa lo dominan todo; luego iris, jacinto, azucena, jazmín y muguette decantan en un sándalo verde, un ámbar cálido y  un acuerdo seco de musgo de roble y ciprés que le otorgan un final leñoso, ligeramente húmedo y profundo. Su evolución va  desde un floral picante y rosa con un toque de polvo, un poco antiguo, hasta  un floral leñoso cálido, húmedo y astringente que, con un split, conquista con su aroma durante todo el día.

La fórmula actual debe dividirse en dos: eau de toilette y eau de parfum, ambas resultan diferentes en su evolución, sin embargo, rosa, violeta, mimosa y sándalo ambarado, siguen otorgándole su aroma tan característico.

La versión eau de toilette, a mi parecer, es la que de mejor manera reproduce el aroma original imaginado por Grosjman, aunque hoy su estructura es menos compleja y mucho más fácil de llevar. Se caracteriza por la presencia de un compuesto de rosa-mimosa que, unido a la bergamota, le dan un aspecto alegre, jovial y muy contemporáneo. En las notas medias el acuerdo de iris y violeta  otorgan un aire a polvo seco y dulce pero ha sido profundamente rebajado con respecto al París original; tal vez un guiño de modernidad que busca acercar la fragancia a los nuevos tiempos y hacerla más vendible en la actualidad. Pasada unas dos horas se descubre el tono verde-leñoso del cedro y  el toque cálido del almizcle; al parecer el  musgo de roble no está presente en esta reformulación.
Su estela es potente solo la primera media hora con la duración de una excelente colonia artesanal.
París eau de parfum es profundamente más rica y dulce, pero también más alejada de la idea original. El ramo de flores se encuentra más compacto y las rosas son aún más cítricas y picantes pero posee un punto de miel que no me termina de convencer y que, me parece, estuviera puesto para modernizar aún más la fragancia. La estela de esta es mediana a potente, dependiendo de la cantidad de split.
Tal vez para las usuarias del París clásico esta nueva versión sea una gran decepción pero hay que tener presente dos aspectos fundamentales: por un lado el aroma que, no es igual al original, posee su mismo espíritu y mucho parecido,  aún encontramos la belleza propia de la perfumería artística clásica y sigue siendo una fragancia conceptual, rica en matices y  representaciones que, lo hacen único y sofisticado. La nota de polvo y talco de violetas es lo que más extraño, sin embargo, en esto es más amable con las nuevas generaciones.

Por otro lado su duración y estela, esto podría ser un punto discordante,  pues París no dura como solía mantenerse en la piel y no arroba todo a su paso como lo hacía antes; las versiones actuales son mucho menores en ambos sentidos e incluso podrían parecer diluidas o “aguadas”, sin embargo, no dura menos que cualquier perfume actual y, en estricto rigor, su sillage tampoco es pobre o suave. Por la belleza del aroma, un asunto como este puede solucionarse con un poco más de aplicaciones.


No considero que sea un perfume para adquirir sin conocerlo, incluso habría que darle una, dos o tres oportunidades antes de decidir adquirirlo pero, aún así, es necesario quitarle el estigma de “perfume de abuela” ya que hoy no huele al polvo violeta de antes y por ende, su aroma posee mayor concordancia con los gustos actuales. Ha perdido mucho de su impronta clásica, su belleza original y su soberbia de monstruo pero, aún es magnífico.


Una fragancia para una mujer que desee impactar y sentirse abrazada por su perfume. Es tan delicioso, bello y cargado de magia, que no puedo resistir la tentación de ponerme un spray cerca del corazón, casi clandestinamente debido a su profunda femeneidad,  para así poderlo disfrutar privadamente.

9 comentarios:

  1. Bien hecho Jorge. Le haces justicia a un CLÁSICO de los GRANDES. Ha sido muy maltratado por la "nuevas generaciones" de féminas que prefieren la oferta actual de YSL. Tal como tú mencionas la versión vintage es la caja diseño negro - rosa (es la que tengo) va desde 1983 y creo que hasta 1998. Luego entre 1999 hasta 2002 venía en una caja totalmente rosa y una franja amarilla - dorada en la base. Esta es la versión menos conocida y muy rara de conseguir, pero estoy seguro que olía muy similar a las versiones de los 90' ya que su lista de ingredientes era corta. Y desde 2003 esta la caja con aroma reformulado y con diseño totalmente en color rosado. Es muy posible que el año 2009 - 2010 haya sufrido otra reformulación cuando YSL pasó a manos de L'oreal.
    Para mí es un perfume entrañable sobre todo por su antigua publicidad tanto en las revistas como el spot de tv. El beso sobre la torre Eiffel y con el hombre colgando del helicóptero....notable unión de fantasía bizarra, exceso, locura y clase que solo los años 80' podían permitirse.
    Mi botella es de la época PARFUMS CORP. escrito en la caja. Tú mencionas que tú caja es de 1994. Es SANOFI?? O es un "residual" de la era PARFUMS CORP.?? .Mientras sea en la caja negra-rosa ...es una maravilla vintage.
    Saludos
    Victor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor, gracias por tus palabras, tus aportes y, por sobre todo, darte el tiempo de leer las mías; espero que las hayas disfrutado.
      Efectivamente la version que poseo es una botella daga (30 ml) de Sanofi del 94 con caja rosa profundo, negra y dorada (rosa ahumada, ligeramente verde y polvo de violetas) La contrasté con una botella actual de E.deT. de 2013 y ambas, son profundamente bellas desde su diferencia; la actual posee menos duración y es más "aguada" que la versión clásica pero, al igual que Dior Homme o el "nuevo" Fahrenheit, sobre la ropa duran días.
      Con respecto a la publicidad que mencionas...puro lujo de los 80, un YSL de chaquetas femeninas rosas o azules, con grandes hombreras y joyas barrocas....excentricidad de la hauté couture.
      Creo que YSL ha sido una casa olvidada en sus clásicos...posee perfumes llenos de belleza que han sido diezmados por las reformulaciones y, mayor aún, vapuleados por los coleccionistas...Y sigue siendo verde y profundo, Rive Guache aún huele metálico y cremoso, Yvresse aún son duraznos chispeantes...y Kouros todavía huele a sudor sexual...los tiempos han cambiado, es cierto, pero la belleza aún puede ser percibida bajo los cambios de L´oreal.
      Saludos amigo.

      Eliminar
  2. Jorge mencionaste el Y ...deja ponerme de pie y aplaudir. Notable belleza y clase. Lo conozco muy bien: mi madre tiene 2 botellas splash sin caja y las botellas no tienen código, una es de 100 ml. splash y la otra es una medida muy rara...105 ml ??. Supongo que son de los 80'. Al principio el verdor es muy muy similar a Metal de Paco rabanne y luego muta parecido a un soft Ma griffe. La sensación de jabón aristocratico y polvoso es insuperable en su elegancia y la calidez que le aporta una suave civeta le entrega el aspecto old fashion. Es de moderado a suave. Estoy hablando de su versión vintage, no se si lo venden en Chile, de hecho no se si aún se sigue en producción. En el país es prácticamente desconocido y si lo conocieran lo más probable es que lo catalogarían como perfume de anciana (que tontera más grande). Perfumes similares para mí son: Ma griffe, Caleche, Madame Rochas, Calandre, Givenchy III, y algo menor vintage Miss Dior.
    Tengo una muestra o aguja de 2 ml. de la época PARFUMS CORP. te la puedo entregar a futuro como regalo.
    Lo que tengo que estar en desacuerdo contigo es con respecto a mi amado Kouros. Y hago la diferencia entre Kouros y VINTAGE KOUROS. La versión actual no la puedo soportar. Hasta el año 2001 - 2002 aún era notorio el almizcle, clavo ardiente, civetona y el musgo... la estela era gigante y ATALCADA en su secado. La versión nueva en mi olfato siempre es fresca e higienica...nunca es "sucia animálica". Tengo la suerte de tener varias botellas vintages Pre- 2000 (sanofi) y con los años se ha transformado en uno de mis favoritos. El otro de mis favoritos eternos es la versión vintage de Antaeus Chanel (mi numero 1 forever). La verdadera obra maestra es la de formato splash y con tapa cilíndrica: es de los años 80'. Tengo una sola botella y me quedan como 60 ml. Lo uso muy restringidamente.
    Volviendo al Y de YSL creo recordar haberlo visto en una botella tester en una perfumería particular en el centro de Santiago (no de multitienda), pero venía con el spray integrado en la tapa, así que es posible que aún siga en producción.
    Con el Y me pasa algo muy similar al IVOIRE de BALMAIN. Me evocan en mi mente escenarios similares. El mismo tipo de blanco. Como si lo usara la misma mujer, pero el Y durante un día de primavera y el Ivoire durante una noche primaveral. No puedo olvidar a la actriz Angie Dickinson enfundada en un traje 2 piezas blanco-crema en la película Dressed to Kill (Vestida para matar) de 1980. Cada vez que huelo estos 2 perfumes pienso en ella. Sobretodo en la escena al interior de museo. Siento que ella llevaba uno de estos 2 aromas.
    Estoy esperando más revisiones.

    Saludos
    Victor

    ResponderEliminar
  3. Yo empecé a usar Paris con 25 años..Hace ya 20. Me enamoré de él enseguida y he sido fiel a YSL desde entonces. Después me enamoré de Opium para la noche (su intensidad,su halo voluptuoso,sus jabones y polvo talco...TODO UN RITUAL).
    Después cambiaron el frasco de OPIUM y las habituales nos quejamos no del pacjaging nuevo sino que lo habían reformulado. Al principio lo negaron y luego asintieron diciendo que lo aguaron para acercarlo a las nuevas generaciones (craso error no saben q es una fragancia q al q no le gusta no le gusta ni aguada). Retiraron los jabones y el polvo talco.
    Después vino el desastre con la reformulación de PARIS...por dios donde está aquella estela q dejaba !!!!Ahora dura escasamente media hora ...lo siento pero esto es un desastre sólo dirigido a mantener el precio cuando no subirlo y tener más margen económico. Que no nos lo educoren con otras mentiras, si quieren que lancen más oferta olfativa pero no se carguen los iconos . Los clásicos no pasan jamás de moda
    Y no hablemos de Yvresse etc pq seria un no parar.
    No hay que matar a los veteranos para agradar a la juventud...todos tenemos cabida y en realidad es una burda excusa. Simplemente es cuestión económica
    Que lástima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por leerme! Concuerdo contigo en todos los puntos, es difícil amar algo y darse cuenta que ya no es lo mismo...
      he tenido la suerte de conocer las versiones sin reformular de las grandes creaciones de la perfumería, sin embargo, mi adultes se centra en la perfumería actual, por lo mismo, observó con tristeza pero también con profunda resiliencia; Opium, París e Yvresse son bellísimos, lo siguen siendo y aunque cambiados, son distintos a todo lo que podemos oler hoy en día... y eso se agradece enormemente...
      Dato extraño: conseguí una réplica de Opium inspirada en el aroma clásico y pasados unos minutos es la versión del 76 en gloria y majestad (estela monstruosa incluida). En estos días probaré París, a ver qué tal me va.

      Eliminar
  4. Paris lo compre en las dos versiones EDT y EDP re-formulados el 2013, ya que creo que compro aromas que me gustan pero por no usarlos se los paso a mi madre, tias y hermanas. No puedo dar grandes referencias ya que no soy perfumista ni puedo detectar tantas notas en los perfumes, solo huelo, pregunto a personas en la calle que perfume usan, los compro, regalo a mi madre o hnas y conservo el frasco.
    Paris no lo siento de mujer mayor, es floral y atalcado, muy femenino.
    atte, Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco estoy de acuerdo con categorizar etareamente a las fragancias o con el concepto de género, sin embargo, hay algunos como este Paris, que solo deben ser vestidos por mujeres... aún así, juego al travestismo aromático y me lo aplico en la intimidad de mi casa;
      Es demasiado hermoso para no olerlo volar!

      Eliminar
  5. Excelente reseña!! mi mamá tenia este perfume y a mi me encantaba olerlo!! dejaba una estela a violetas muy delicado, fino!! también me gustaba el Raplh Lauren que usaba (el de la botella color guinda o vino con la tapa como esfera dorada), ahora que estoy en posibilidades de adquirir ese perfume no lo he comprado porque bien dices me he inundado de perfumes modernos cada que intento llegar a ellos, asi que la próxima vez iré decidida a probarlo y si me gusta como me queda al aplicarmelo, lo compraré!! gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Te refieres a Lauren, uno de los primeros perfumes femeninos de la casa; hoy lamentablemente descontinuarlo.
      Paris ha mutado bastante, para algunos es un sacrilegio para otros, que prefieren ver lo positivo, como yo, se ha rejuvenecido adaptándose a las fórmulas actuales. Paris hoy es menos polvo y más rosa col tintes cítricos de lo que recuerdo... pruébalo tal vez, la reinterpretacion del aroma se acomode más a lo que eres ahora!

      Eliminar